martes, 3 de diciembre de 2013

Juntos podemos caminar

Tengo dos hijas preciosas y sanas y cada día doy gracias por ello. Siempre he sido muy consciente de que no todo el mundo tiene la misma suerte y por eso quizás valoro tanto la salud, el desarrollo normal y los avances que diariamente observo en mis hijas. 
Tengo dos hijas, pero muchísimos niños. Trabajo en un colegio de educación especial y puedo decir bien alto que tengo un trabajo maravilloso, que me hace mejor persona no porque cuide, limpie y enseñe a mis niños, sino porque cada uno de sus días es una lección de vida; son ellos los que me enseñan a mí en muchos sentidos: afán de superación, alegría, inocencia, tozudez para lograr lo que desean, sus sonrisas...
Y digo "mis niños" porque lo siento así; para mí no es solo mi trabajo, es una parte imprescindible en mi vida y me siento orgullosísima cuando uno de ellos da un paso hacia adelante. 
Hoy, que es el Día de la Discapacidad, creo que es un buen momento para alzar la voz, quejarnos por los recortes que este colectivo sufre y sufrirá (total, no se defienden, son presa fácil) y por pensar un poco en la cantidad de cosas que nos quedan por hacer. No dejan de ser temas políticos, pero que afectan a miles y miles de personas, a sus familias y a su entorno. 
Yo me quedo con mis niños; para mí nos son autistas, down, turner, angelman o paralíticos cerebrales. Son  mis niños, y tienen nombre: Gonzalo, Marta, Blanca, Juan o Jesús. 



domingo, 1 de diciembre de 2013

Cumpleaños

Y van 31.
Por motivos logísticos, no pudimos celebrar como se merece mi cumpleaños (fue el jueves, había colegio, guardería y mucho trabajo), de modo que esperamos al sábado para soplar las velitas. 
Tengo pendiente por fotografiar y explicar lo que me tiene ocupada estos días: he hecho una pajarita de  crochet para fin de año a petición de mi hermano, llevo cosidos varios saquitos térmicos inspirados en los que Yolanda, de Pandielleando explica en esta entrada y he sacado el patrón de un pinafore para hacerle a cada una de las princesas un vestidito sobre pantalones. Pero todo eso lo haré el puente, que esta semana se presenta cargadita de compromisos y horarios ajustados. 

domingo, 17 de noviembre de 2013

Maratón Telaria, semana libre

Es ver estas fotos y me da frío, pero realmente hasta antes de ayer, como quien dice, estábamos aún con ropa fresquita por aquí por Sevilla, así que tampoco es para tanto.
Este conjunto lo cosí hace un par de meses y ha sido bien amortizado por su propietaria, aunque es un bichito muy, muy rápido y hacerle una foto en condiciones es una tarea muy complicada. Por eso, la primera de las fotos se le ve un color tan tristón; está hecha en el interior y la luz no era demasiado buena. 


El patrón, el Mayah de Sew Sweet Patterns y la tela, la maravillosa tela de Caperucita de Zález, de la que me llevé lo poco que le quedaba ya. 


Mi gordita siempre con algún chichón o cardenal en la carita...

En esta otra foto se aprecia muchísimo mejor el estampado de la tela y debo decir que es bastante fiel a la realidad. (También es justo decir que yo no hice esa foto, por eso sale tan bien, seguro).

Creo que en otras ocasiones lo he comentado, pero bueno. Me encantan los patrones de esa página porque vienen muy bien explicados, foto a foto y eso, para alguien con tan poquita experiencia como yo es de agradecer y te guía perfectamente paso a paso lo que debes hacer y luego puedes aplicar lo aprendido a otros proyectos que no siempre están tan bien detallados. 


Y ya con esto, se pone punto y final al Maratón. Al final, me quedé con las ganas de participar la semana pasada con el tema del pijama, pero no llegué y bueno, es algo que haré en algún momento. De hecho, esta misma mañana he conseguido terminar, después de casi dos semanas, una camiseta monísima que no pensaba dejarla para estar por casa, pero poner la tela de puños se me ha resistido (ha sido mi primerita vez), me he dejado por el camino tres ¡tres! agujas y al final no me convencen del todo las mangas, de modo que se convertirá con mucha seguridad en una camiseta-pijama. 

Fotitos en cuanto pueda. Feliz domingo!!!!

viernes, 1 de noviembre de 2013

Semana knit

Nunca antes había cosido tela de punto y debo reconocer que me ha resultado mucho más fácil de lo que me figuraba y, definitivamente, me he enganchado y ahora mismo me apetece muchísimo experimentar, por lo que me he hecho con un pequeño alijo para coser y coser.

El patrón que he utilizado es la archiconocida camiseta raglan de Naii (¿alguien no la conoce?) y la tela, una maravilla de Telaria, concretamente la Pink Sun. Es un gustazo el tacto, el estampado, y el acabado tan divertido y al mismo tiempo sesentero que proporciona. 
 El cuello lo he rematado con la propia tela, puesto que no disponía de tela de puño y la verdad es que el resultado me gusta mucho porque da la sensación de parecer algo más arreglado, menos camiseta y más top, no sé si me explico. 



La modeluqui, mi hija pequeña. Pero tengo "entre fogones" otra camiseta para la mayor.

martes, 15 de octubre de 2013

Maratón Telaria: Semana Retro

 Aunque hace más de un mes que no actualizo el blog no significa que haya estado con las manitas paradas, nada de eso, sino que me estaba preparando para poder participar en el Maratón Telaria.
Esta semana el tema es "Retro" y sin más espera, os presento mi propuesta. 



Datos técnicos:
Patrón: Interpretación del Iris.
Tela: Algodón tipo Patchwork, de la tienda física Angel's Patchwork en Tomares (Sevilla).
Otros: Snaps, cinta al bies, máquina de coser, descosedor (fundamental), alfileres...
Editor de fotografía: Picassa (para hacerlo aún más retro todo).


En cuanto vi la tela supe claramente que tenía el toque retro que estaba buscando, tanto por el estampado como por los colores, así que compré medio metro (para una talla de 1-2 años, como dice el patrón, es suficiente) y para el forro he usado batista blanca. Como he interpretado (ejem!) como me ha dado la gana, pues al final he rematado todo el contorno del vestido con una cinta al bies de color celeste, aunque también me gustaba mucho como quedaba en amarillo (pero era domingo, mi día de costura, y no disponía de suficiente de ese color).



¿Interpretación? Pues sí, porque el patrón original es reversible y con mangas, pero yo decidí improvisar un poco y no seguir al pie de la letra las instrucciones, lo cual, cuando eres una principiante, no es una buena idea. O sí, según se mire, por lo menos cuando al final logras alcanzar una solución satisfactoria del asunto. Lo de las mangas lo probaré en otro momento, porque por más vueltas que le dí no me salía y ya estaba poniendome nerviosa y otra variante que he incluido ha sido el cierre con snaps, cuando el patrón sugiere hacerlo con cintas de la misma tela.






Ahora, ¡¡a por la semana del punto!!

sábado, 14 de septiembre de 2013

Maratón Telaria



Seguro que a estas alturas, todas las blogueras estáis enteradas. Telaria ha organizado un maratón de costura muy, muy tentador, que promete ser divertidísimo y en el que me apetece mucho participar. 

martes, 10 de septiembre de 2013

Vuelta al cole

El lunes empezó Claudia el cole. Es su último año en Infantil, así que decidí coserle una mochila para el curso, inspirándome en las propuestas de Mi Rincón de Mariposas y Para Mi Peque Con Amor, que podéis ver pinchando en sus respectivos nombres. 











Las telas que he usado son de Zález, una para cada uno de los lados,  los cordones son de trapillo y le he añadido un patito pequeño, como los de las bañeras, que compré en Imaginarium. A mi hija le chiflan este tipo de patitos y está encantada de tenerlo en su mochila, dice que es "el patito de la suerte". 

Y yo que pensé que solamente querría mostrar la parte de las princesas, va la pitufa y me sorprende con que le encanta la de los conejitos y arco iris. 

lunes, 26 de agosto de 2013

Hace un año...

Hoy, hace justo un año y a una semana del nacimiento de mi hija, así estábamos. ¡Cuántos recuerdos! A veces, aún echo de menos mi barriga...

sábado, 24 de agosto de 2013

Vestido Reversible



Después de pensármelo mucho, me lancé, compré un par de patrones por Internet y en pocas horas, logré terminar un vestido para Valeria que hoy mismo ha estrenado.






El patrón es de la tienda en Etsy de Sew Sweet Patterns, pero también tienen tienda propia y el modelo es el Harper Reversible Dress. (También aproveché la oferta de dos patrones por $10, así que el próximo que intentaré será el Iris). 



Efecto óptico de estar mal cogido el bajo. No lo había planchado aún y encima lo colgué mal.¡Prisas y emoción!


Puntos positivos: Vienen en un amplio abanico de tallas, desde los seis meses hasta los cinco o seis años, por lo que le podré sacar un gran partido modificándolos aquí y allá y el tutorial con el que vienen es magnífico, puesto que viene paso a paso detallado con fotos lo que debes ir haciendo para lograr el resultado final y en mi caso, esto es imprescindible. 

Para un lado de la tela usé una con cuadritos vichy amarillo, de oferta en este momento en Galerías Madrid. Para el otro lado, un retal de tela de algodón también comprado en la misma tienda. En lugar de botones, como decía el patrón, puse snaps amarillo, comodísimos tanto para evitarte coser botones y hacer ojales como para poner y quitar la prenda.


No lo puedo negar: me siento muy orgullosa de este primer vestido que he cosido yo misma y ahora siento que puedo coser otros muchos para mis niñas. 

¡Qué difícil hacer una foto en condiciones a una niña de 11 meses!No para...


lunes, 12 de agosto de 2013

Customizando una camiseta






A veces, nos encontramos con ropa que si bien es un básico necesario para los peques, resulta serlo tanto (básico) que es soso a más no poder.
En este caso concreto, me encontré con una camiseta de algodón blanca, lisa, sin absolutamente nada y me dije a mí misma que eso había que solucionarlo de alguna manera, no sabía muy bien cómo pero no podía quedar así. Y navegando por la red, me encontré con el blog de Lo hizo mamá y justo es una de sus entradas mostraba cómo había customizado una camiseta.


Camiseta ni fu ni fa, cinta decorativa y tela bonita



Compré un poco de cinta decorativa fruncida (creo que se llama picuelina, pero no estoy segura, si alguna lo sabe, por favor, que me corrija) y con un trozo de tela de algodón que compré el otro día. Mi marido (que es el que dibuja bien, yo soy un auténtico desastre) me hizo un pez que me sirvió de plantilla para el detalle central.

Lo sujeté a la tela con alfileres para poder cortarlo lo mejor posible

Y derechita a la máquina.

La cinta decorativa la puse en el cuello. Valoré ponerla también en las mangas, pero me pareció que quedaría ya demasiado recargado para mi gusto, pero no descarto hacerlo en otro momento quizás con una cinta más divertida.







Para asegurar el detalle empleé una puntada decorativa que simula el bordado a mano y que me evitó al mismo tiempo que se desilachara la tela. Y después me envalentoné y con otra puntada decorativa hice unos circulitos a modo de burbujitas.



Y aquí el resultado.

Es la primera vez que hago una aplicación en una camiseta y, obviamente, hay errores que seguramente en los siguientes proyectos no cometeré, como por ejemplo, usar fliselina para mejorar el tacto del motivo.

Por cierto, en la parte inferior derecha de la camiseta añadí otra puntada decorativa (¿he comentado que la máquina de coser tiene un montón?), pero de ese detalle no logré una foto decente.

jueves, 8 de agosto de 2013

Mérida

Mérida, en plena fuga, haciendo equilibrios sobre su piscina
Esta tortuga inquieta es Mérida, y sí, la bautizó mi hija mayor cuando mis padres se la regalaron. Y se está poniendo enorme, tanto que ya es capaz de escaparse de su piscina, tirarse al vacio (normalmente, está en la encimera de la cocina) y correr (¿quién dijo que las tortugas son lentísimas?) hacia donde sea. 
El otro día la encontraron en el salón, debajo del mueble de la tele y gracias a que uno de los perros no hacía más que oler en ese lugar.
Y esta foto la ha sacado mi hermano, pillándola en pleno plan de fuga.

lunes, 5 de agosto de 2013

Paneras de Naii



Esta es mi panera, hecha gracias al fantástico tutorial que Naii preparó en su blog y que compartió con toda la blogosfera.  Y no he sido la única que he sucumbido a ella, muchas blogueras costureras se animaron antes que yo con sus versiones, a cual más bonita.




En mi caso, la tela de elefantes la compré en Zález y la de florecillas amarillas en Devanalana, aprovechando las rebajas veraniegas. 

Se cosen muy rápido, siendo lo más entretenido con diferencia, la preparación, es decir, cortar el relleno (yo usé fieltro), la tela... Una vez hecho eso, la máquina es rapidísima. Eso sí, mi gran inexperiencia en esto de la costura me hizo sufrir un poquito a la hora de poner el bies en las esquinas, pero nada grave, gané la batalla!

Y si no conoces a Naii, no dejes de pasar por su blog. Es simplemente única en cuanto a los diseños que realiza y a la cantidad de patrones, tutoriales e ideas que encontrarás allí. Y además, ahora está de sorteo diario, así que no tienes excusa.

viernes, 26 de julio de 2013

Sorteo de la Pantigana

 

La Pantigana está de sorteo y yo, que estoy deseando probar algunas de sus telas, no podía dejar de pasar la oportunidad de poder hacerlo. Si también os apetece participar, podéis hacerlo hasta el 31 de agosto. ¡No lo dejes pasar!


Once upon a time & knitting

Fuente


Hacía mucho, mucho tiempo que no me engachaba a una serie de esta manera, cuando ves un capítulo y otro y otro más y paras para no quedarte sin ellos demasiado pronto. 
La primera temporada es del 2011, pero yo no he empezado a verla hasta hace un par de semanas, puesto que al haberme leído en su momento Fábulas, pensé que era una reproducción del comic. No obstante, aunque la idea es similar, no tienen nada que ver y eso me gusta. 
La premisa: la madrasta de Blancanieves ha lanzado un hechizo en el Reino que ha provocado que todos los personajes pierdan la memoria y son enviados a un pequeño pueblo de Estados Unidos. Para poder romper el hechizo necesitan a la hija de Blancanieves, Emma, una mujer que ha tenido una infancia muy triste y solitaria. 
Me encantan cómo se han desarrollado los cuentos tradicionales, variándolos en algunos aspectos y haciéndolos más creíbles o razonables (si es que se le pueden atribuir esos adjetivos a los cuentos, claro), cómo se entrelazan unas historias con otras, los guiones, los personajes, la alternancia entre el presente y el pasado...y el vestuario, especialmente las exquisitas prendas de punto que suele lucir Mary Margaret (Blancanieves en la actualidad) y algunos gorros de Caperucita Roja. 

Fuente
Fuente

    
Fuente
Fuente
Y no soy la única que me he quedado prendada de la serie y de sus modelos de punto. En este enlace han dedicado un post a Mary Margaret y podemos encontrar tres prendas inspiradas en la serie: la mantita de Emma, unos mitones de Caperucita y un gorro de Mary Margaret.

lunes, 22 de julio de 2013

Puff de peluches



Mi hija mayor tenía la cama repleta de peluches, acumulados de algunas ferias y regalos y claro, cuando había que deshacer la cama por la noche quedaban desperdigados por la habitación y era muy pesado volver a colocarlos todos por la mañana. Sé que a algunas personas les encanta tener una cama llena de peluches y muñecos pero en mi caso prefiero las camas lo más despejadas posibles, especialmente si se trata del cuarto de las niñas que ya de por sí tiende a ser un caos. 
Tirarlos no era una opción, de modo que dándoles vueltas a las distintas opciones para mantener el orden con los peluches se me ocurrió aprovechar una vieja colcha que encogió al lavarla y hacer un puff cuyo relleno serían los propios peluches.
Colcha de la prima lejana de Charmy Kitty


Lo primero que hice fue doblarla por la mitad con los derechos enfrentados y, a ojo, pintar con un jaboncillo de modista un círculo, dejando la parte abierta sin hacerlo.


 


 No se aprecia muy bien, pero para asegurar la tela (que por cierto, era bastante gruesa), puse alfileres que marcaran también el contorno que debía coser.

En la esquina inferior izquierda se puede intuir un pequeño alfiler...
 A continuación,elegí en la máquina de coser un pespunte con puntadas muy cortitas, para asegurar al máximo la costura y siempre dejando la parte abierta sin coser, para poder luego meter los muñecos. 


Algunos de los inquilinos

El remate final de lo más sencillo: puse tres snaps para cerrar el puff. Es la primera vez que los utilizo a pesar de que hace como dos meses que compré el kit y estoy muy contenta con el resultado. 


 Ha quedado bastante grande, pero mi hija está como loca con él y apenas he terminado de poner el último snap ya se ha sentado en él. 



Creo recordar que en alguna ocasión vi en Pinterest algo similar, pero no lo repineé y no he logrado volver a encontrar la inspiración.

jueves, 20 de junio de 2013

Fin de curso

El final del curso ha llegado y yo apenas me he dado cuenta. 

En esta foto, la pequeña apenas tenía una semana de vida y paseábamos cerca del colegio mientras hacíamos tiempo para recoger a la mayor. 
Ahora, nueve meses después, ya ni me planteo llevarla con el pañuelo; pesa más de 11 kg, mi espalda protesta si la llevo mucho tiempo en brazos y a la niña tampoco le gusta mucho ahora ir así. ¡Qué se le va a hacer! Me encantaba llevarla así, pero el tiempo pasa...
Bueno, que pierdo el hilo.
Como termina el curso, pensé en hacerle algún detallito a las maestras que tan bien han cuidado y enseñado a mi hija, me modo que investigué un poco por la red y al final me decanté por un modelo inspirado en este tutorial de Noodle-Head, uno para cada una de sus profes.


Estoy contenta a medias con el resultado. Me encanta la tela exterior y lo rapidito que puedes hacerlo, pero tengo la sensación de que aún las cremalleras no me quedan todo lo bien que querría y también sucede que, al no tener overlock, pues los acabados interiores no quedan como me gustaría. Mi marido dice que soy demasiado exigente, pero supongo que cuando una trata de hacer algo intenta que le quede lo mejor posible. 
El próximo proyecto quedará mejor.

lunes, 3 de junio de 2013

Más allá de las agujas

Porque no solo de labores se vive, o al menos yo.
¿Conocéis el blog " A bowl full of lemons" ? Está en inglés, pero solamente por sus maravillosas fotos inspiradoras merece la pena echarle un vistazo. Yo hace mucho tiempo que lo sigo y, la verdad, suelo encontrar ideas muy útiles para organizar mi casa. Bueno, al menos, lo intento, lo cual no es sencillo cuando tienes una niña de casi 5 años que, no sabes muy bien cómo, acaba invadiendo todos los rincones posibles y otra niña de apenas 9 meses, que aunque aún no gatea, también colabora añadiendo mil y un trastos a la casa. ¡La organización es indispensable!
Pues eso, que he decidido que está claro que lanzarme a ordenar de arriba a abajo la casa en una sesión como que no es nada factible ni realista, de modo que me he propuesto hacerlo poco a poco, todos los días un cajón, un estante, un lado pequeño del armario... y así, poquito a poquito, poner un poco de orden más allá de recoger lo habitual. 
Y como muestra, aquí dejo el antes y el después del armario del cuarto de baño. 
Antes
Después

sábado, 1 de junio de 2013

En mis agujas

Últimamente, he retomado con muchísimas ganas el punto. Tengo varias cosillas en las agujas, lo cual es impropio de mí puesto que me gusta llevar un proyecto cada vez porque sino, me agobio y siento que empiezo y empiezo pero no termino. Sin embargo, teniendo en cuenta que el Chal Misterioso escalona muchísimo sus pistas y que la mayoría de ellas son fáciles y rápidas de hacer, me he embarcado también en otro chal, el Damson de Ysolda.





¿Qué decir de este proyecto? Me está encantando, lo disfruto muchísimo y me relaja enormemente porque es muy, muy sencillito, fácil de memorizar y me permite cogerlo en esos escasos ratitos en los que la peque está despierta pero tranquila. No tiene ninguna complicación, por lo que es ideal para tejedor@s novatos que quieran practicas los YO y hacerse un chal resultón y muy coqueto.

sábado, 18 de mayo de 2013

Merino






 Mis nuevas adquisiones. No es la primera vez que compro en Téjeme, y no será la última. Tienen una atención exquisita al cliente y son super rápidos en atender los pedidos, las consultas y cualquier cosa que necesites. Y como estoy en pleno frenesí de hacer punto, concretamente chales, pues elegí estas dos madejas. 
La azul es una malabrigo gustosa, gustosa, con un colorido precioso en azul y con apenas 50 gramos trae algo más de 400 metros (no está nada mal, da para un chal cortito tipo Dansom, de Ysolda).
La otra madeja es merino extrafino, 100 gramos con 600 metros y superwash. Es un pasada al tacto.









Ya ovillada queda de este color por fuera, pero si la miras desde arriba...tiene una mezcla de colores espectacular.