sábado, 1 de junio de 2013

En mis agujas

Últimamente, he retomado con muchísimas ganas el punto. Tengo varias cosillas en las agujas, lo cual es impropio de mí puesto que me gusta llevar un proyecto cada vez porque sino, me agobio y siento que empiezo y empiezo pero no termino. Sin embargo, teniendo en cuenta que el Chal Misterioso escalona muchísimo sus pistas y que la mayoría de ellas son fáciles y rápidas de hacer, me he embarcado también en otro chal, el Damson de Ysolda.





¿Qué decir de este proyecto? Me está encantando, lo disfruto muchísimo y me relaja enormemente porque es muy, muy sencillito, fácil de memorizar y me permite cogerlo en esos escasos ratitos en los que la peque está despierta pero tranquila. No tiene ninguna complicación, por lo que es ideal para tejedor@s novatos que quieran practicas los YO y hacerse un chal resultón y muy coqueto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar y espero verte pronto por aqui!