domingo, 17 de noviembre de 2013

Maratón Telaria, semana libre

Es ver estas fotos y me da frío, pero realmente hasta antes de ayer, como quien dice, estábamos aún con ropa fresquita por aquí por Sevilla, así que tampoco es para tanto.
Este conjunto lo cosí hace un par de meses y ha sido bien amortizado por su propietaria, aunque es un bichito muy, muy rápido y hacerle una foto en condiciones es una tarea muy complicada. Por eso, la primera de las fotos se le ve un color tan tristón; está hecha en el interior y la luz no era demasiado buena. 


El patrón, el Mayah de Sew Sweet Patterns y la tela, la maravillosa tela de Caperucita de Zález, de la que me llevé lo poco que le quedaba ya. 


Mi gordita siempre con algún chichón o cardenal en la carita...

En esta otra foto se aprecia muchísimo mejor el estampado de la tela y debo decir que es bastante fiel a la realidad. (También es justo decir que yo no hice esa foto, por eso sale tan bien, seguro).

Creo que en otras ocasiones lo he comentado, pero bueno. Me encantan los patrones de esa página porque vienen muy bien explicados, foto a foto y eso, para alguien con tan poquita experiencia como yo es de agradecer y te guía perfectamente paso a paso lo que debes hacer y luego puedes aplicar lo aprendido a otros proyectos que no siempre están tan bien detallados. 


Y ya con esto, se pone punto y final al Maratón. Al final, me quedé con las ganas de participar la semana pasada con el tema del pijama, pero no llegué y bueno, es algo que haré en algún momento. De hecho, esta misma mañana he conseguido terminar, después de casi dos semanas, una camiseta monísima que no pensaba dejarla para estar por casa, pero poner la tela de puños se me ha resistido (ha sido mi primerita vez), me he dejado por el camino tres ¡tres! agujas y al final no me convencen del todo las mangas, de modo que se convertirá con mucha seguridad en una camiseta-pijama. 

Fotitos en cuanto pueda. Feliz domingo!!!!

viernes, 1 de noviembre de 2013

Semana knit

Nunca antes había cosido tela de punto y debo reconocer que me ha resultado mucho más fácil de lo que me figuraba y, definitivamente, me he enganchado y ahora mismo me apetece muchísimo experimentar, por lo que me he hecho con un pequeño alijo para coser y coser.

El patrón que he utilizado es la archiconocida camiseta raglan de Naii (¿alguien no la conoce?) y la tela, una maravilla de Telaria, concretamente la Pink Sun. Es un gustazo el tacto, el estampado, y el acabado tan divertido y al mismo tiempo sesentero que proporciona. 
 El cuello lo he rematado con la propia tela, puesto que no disponía de tela de puño y la verdad es que el resultado me gusta mucho porque da la sensación de parecer algo más arreglado, menos camiseta y más top, no sé si me explico. 



La modeluqui, mi hija pequeña. Pero tengo "entre fogones" otra camiseta para la mayor.